L.N. Alem, Saturday 13 de October de 2018

La divisa norteamericana acumuló su sexto descenso consecutivo y  alcanzó a bajar durante la primera parte de la rueda para recuperarse más tarde tras la licitación de Leliq del BCRA.

“Las tasas de interés por el cielo contienen al dólar, al costo de una recesión brutal”

Los analistas económicos se mantienen expectantes sobre el rumbo financiero del país y advierten que el precio del dólar podría “dispararse” de nuevo.

A pesar de que el dólar cerró por debajo de los $38 al cotizar a $37,76 para la venta y tocó así su nivel más bajo en más de un mes, los analistas económicos advierten que esta meseta podría no sostenerse en el tiempo. “Las tasas de interés por el cielo contienen al dólar, al costo de una recesión brutal”, remarcan.

“Ayer fue otro día negro en los mercados financieros y bursátiles internacionales. La tensión es por lo que pasa en Estados Unidos, en la suba de la tasa de interés. Por ahora la política de tasas de interés por el cielo en Argentina contiene al dólar, al costo de una recesión brutal. El dólar a $ 37,68. La preocupación es por cuánto tiempo será sostenible”, remarcó el periodista económico David Cufré.

Y, en esa misma línea, advirtió: “El MERVAL cayó 3,3% y en tres días bajó 10%. Se teme una salida violenta de los capitales de los países como Argentina, y el dólar se podría disparar de nuevo. Ayer se conoció el dato de la utilización de la capacidad instalada industrial, y fue el peor agosto desde el 2002 en el uso de la maquinaria industrial”.

Según un promedio realizado por el Banco Central, la divisa terminó este jueves a $35,86 para la punta compradora y a $37,76 para la vendedora. En la rueda de hoy la autoridad monetaria que dirige Guido Sandleris subastó Letras de Liquidez a 7 días de plazo por $ 98.843 millones, con una tasa promedio de corte de 72,73% (subió desde el 72,41% de la colocación del miércoles) y un rinde máximo adjudicado de 74%.

Por otro lado, los máximos registros del jueves se anotaron en el inicio de la sesión en $37,30, apenas cinco centavos por encima del final previo. Las órdenes de venta iniciaron su presencia en el mercado con una intensidad que fue desarmando la débil resistencia de la demanda con el consiguiente impacto en la cotización del billete verde.

Los precios anotaron bajas sucesivas que poco a poco fueron quebrando los registros anteriores haciéndolos perforar el piso de los $37 con relativa facilidad. Los mínimos se marcaron sobre el final en los $36,57, cuando la oferta mantuvo su fuerte presencia en el mercado.