L.N. Alem, Friday 15 de February de 2019

Miles de aplicaciones de Android estarían enviando información de usuarios sin contar con su autorización, según una investigación (Getty Images)

Son servicios muy populares que violan las prácticas de privacidad recomendadas por Google para los desarrolladores. La compañía ya está tomando medidas al respecto

Miles de aplicaciones de Android estarían enviando información de usuarios sin contar con su autorización, según una investigación (Getty Images)

Unas 17 mil aplicaciones de Android estarían registrando la actividad de los usuarios y creando un historial permanente con esa información con fines publicitarios; lo cual va en contra de las prácticas recomendadas por Google.

A esa conclusión llegó una investigación publicada por Serge Egelman, director de investigación en el grupo de Privacidad y Seguridad del Instituto Internacional de Ciencias de la Computación.

Las aplicaciones en cuestión vinculan el ID de publicidad (un marcador basado en el software del celular y que se pueden eliminar de manera similar a las cookies en el navegador) con marcadores específicos del hardware. Esto hace que las apps mantengan un registro de seguimiento permanente del celular.

De qué se trata y por qué afecta la privacidad de los usuarios

El ID de publicidad es un número que se puede modificar y que se utiliza para generar publicidad personalizada.  Es configurable, ya que el usuario puede limitar la cantidad de seguimiento asociada con el ID.

Pero los marcadores o identificadores del teléfono como el número de serie, el IMEI o la dirección MAC son únicos y no son, en principio, imposibles de modificar. Eso quiere decir que si una app recopila ese tipo de datos, termina generando un registro permanente de ese móvil en particular.

El ID de Android es también un identificador único , aunque no está vinculado al hardware. Se puede restablecer, pero solo si se hace un reinicio de fábrica en el celular.

Así, por ejemplo, una app puede enviar a una red de publicidad el número de serie del celular y cuando otra app que está instalada en ese mismo celular envía ese número de serie a esa misma red de publicidad, éstos terminan sabiendo que ese mismo usuario utiliza esas dos aplicaciones. Así, las plataformas emplean esa información para generar un perfil más preciso de consumo del usuario para luego enviar publicidad afín a esos intereses.

El problema es que si se manda a un tercero un identificador permanente del celular (como puede ser el IMEI, por ejemplo) junto con el ID de publicidad, se afecta la privacidad del usuario porque éste no puede evitar que se lo rastree. "De ahí que tanto iOS como Android cuenten con políticas que prohíben que los desarrolladores transmitan los identificadores junto con los ID de publicidad", se detalla en la investigación.