L.N. Alem, Sunday 28 de July de 2019

Los saques de arco con jugadores de campo dentro del área se han convertido en tendencia tras el cambio de reglas en el fútbol

Algunos entrenadores, como el ‘Tata’ Martino, Pep Guardiola y Antonio Conte, han aprovechado las modificaciones en la Regla 16 de la FIFA y la IFAB para transformar su forma de reiniciar el juego desde abajo

En tiempos donde las ideas en el fútbol están condicionadas por el exitismo, con el miedo a la derrota favoreciendo a las estrategias limitadas y al estancamiento intelectual, todavía hay quienes apuestan a la transformación permanente. Los cambios en la dinámica del juego son inevitables. Las reglas se modifican, la tecnología gana terreno y el deporte avanza como cualquier fenómeno sociocultural. En ese contexto, es más sencillo implementar tácticas reactivas que proactivas. Pero todavía hay quienes eligen innovar. Mentes valientes que hacen de unos pequeños cambios que parecen imperceptibles una revolución que puede transformar la percepción y dar nacimiento a nuevos conceptos.

La FIFA y la International Board (IFAB) habían puesto en marcha una serie de cambios leves en el reglamento del fútbol mundial a partir del 1 de junio. Una de esas modificaciones afecta a la Regla 16, la normativa de los saques de meta. Esto ha sido la semilla de una nueva tendencia que aún está en desarrollo pero aparenta ser trascendental: las salidas desde el arco con futbolistas de campo dentro del área.

¿INICIA A UNA NUEVA ERA?

Tradicionalmente, cuando el arquero o un jugador de campo debía realizar un saque de meta para reanudar el juego, el balón debía traspasar obligatoriamente los límites del área grande antes de que la toque un segundo jugador. A partir de ahora, la recepción de la pelota puede ser dentro. Es una particularidad que puede afectar enormemente a la primera fase del juego.

Primero, el balón estará en juego una vez que haya sido tocado y se mueva con claridad, sin que sea necesario que salga del área penal. Y segundo, los adversarios deberán permanecer fuera del área penal hasta que el balón esté en juego. Estos factores en conjunto generan múltiples variantes en las salidas con balón desde atrás y, como pudo verse en los últimos meses, sirve como estímulo para algunos directores técnicos que fomentan el juego de posesión. A entrenadores como 'Tata' Martino, Pep Guardiola y Antonio Conte, quienes tiene compromiso con la pelota, les ha permitido tener una porción extra del campo de juego y elaborar tácticas a su favor.

Uno de los recursos más inspiradores del Barça de Pep Guardiola, además de la presión alta y las triangulaciones, fueron las salidas de atrás con balón. Pero hace una década el área solamente era terreno permitido para los porteros y había menos campo. Los defensas centrales solían colocarse en la escuadra formada por el área grande y la línea de fondo, tenían poco terreno para iniciar el juego y el arquero tampoco podía saltear líneas con facilidad. Esto ha cambiado.

También puede suceder que al querer iniciar el juego desde abajo, el rival aplique una presión tan eficiente que sea difícil progresar en el campo. Le sucedió en esta pretemporada al Bayern Múnich de Niko Kovac en un amistoso contra el Real Madrid en Estados Unidos. En una de sus salidas durante el primer tiempo, Manuel Neuer jugó corto con Javi Martínez y los mediocampistas del elenco bávaro comenzaron a arrastrar a sus marcadores para intentar generar espacios, pero el equipo de Zidane trabajo bien a nivel defensivo y evitaron que el cuadro alemán puede avanzar con comodidad.

Fue lo mismo que intentó la Juventus de Maurizio Sarri ante el Inter de Antonio Conte. Sin embargo, el equipo neroazurro ejecutó la salida desde abajo más impactante de las pretemporadas de clubes europeos. A pesar de la superioridad númerica, había un alto riesgo para salir en corto. Pero el equipo de Conte empleó de gran forma el "tercer hombre" y de los movimientos de distracción, lo que junto a la precisión a un toque le permitió desactivar la presión de la Juve y llegar al último tercio con un duelo individual por fuera.

Fueron jugadas aisladas en partidos fuera de competencia pero demuestran que la nueva regla del saque de meta puede ser el comienzo de una revolución táctica a partir de la próxima temporada. Los reinicios son más rápidos y dinámicos. Los jugadores del equipo que tiene el balón, sobre todo los centrales por tener mayor libertad y mejor panorama, tienen más opciones de pase y encuentran al oponente más abierto que de costumbre, lo que puede ser un enorme beneficio si progresan en el campo con criterio, velocidad y precisión.

Será cuestión de ver si el fútbol todavía tiene actores con coraje, que no se refugian en métodos efectivos y se animan a experimentar en busca de la brillantez. Como lo hacen Martino, Guardiola, Conte y muchos otros entrenadores que inagotablemente prueban nuevas variantes para cambiar el juego.