Misiones, Friday 10 de July de 2020

Tras la charla con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, desde el sector yerbatero de Misiones comenzaron un relevamiento interno para presentar una nueva propuesta.

La situación del precio de la yerba sigue en negociaciones y desde los sectores misioneros trabajan para lograr un acuerdo que sea justo para todos los actores.
Las especulaciones no dejan de ser moneda corriente y apuntan a un pronto desabastecimiento del producto en góndola si el panorama no mejora. No obstante, tanto desde el Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) como desde el Ministerio del Agro de Misiones buscan consensuar con Nación para evitar afectar a los consumidores finales y la cadena productiva.
Por esa razón, comenzaron esta semana con la recepción de una grilla de costos que cada industria va enviando al Inym. De acuerdo a lo que explicó el presidente del Instituto Juan José Szychowski a El Territorio, “lo que hacemos es ir viendo qué se está teniendo de costos, para tener certeza del porcentaje de aumento justo”.
Esta tarea se empezó tras la charla que mantuvieron los referentes provinciales con el ministro Kulfas. 
El funcionario nacional no aceptó en primer término el pedido de aumento del 25% para la yerba a salida de molino, por lo que pidió que se revean los porcentajes.
“Nosotros tenemos los costos de producción y secaderos, no del sector industrial, por eso les pedimos una grilla actualizada. La charla con Kulfas fue muy cordial, es una negociación con la Nación, fue una buena charla, se negocia el porcentaje. Vivimos un momento difícil en Argentina, con pago de salarios en cuotas, mucha gente sin trabajo, hay que ir evaluando todo el contexto también”, añadió Szychowski.
Se estima que esta evaluación y análisis culminará en un nuevo planteo que se realizará entre esta semana y la próxima a la cartera de Desarrollo Productivo de la Nación.

Planteos
El Inym había fijado en 20 pesos el kilo de hoja verde y en 76 pesos el valor de la canchada. Sin embargo, los conflictos comenzaron con el incremento en los costos de producción y materia prima. Fue por esto que Kulfas pidió bajar los precios actuales, porque si bien se había definido un valor de 20, actualmente se pagan cotizaciones por encima de los 32 pesos.
“La situación es insostenible para las industrias. Va a llegar el momento en que no se va a poder comprar yerba mate canchada, no se van a poder pagar sueldos. No nos podemos comer los costos crecientes. Hacen falta inversiones. Si no hay aumentos, vamos llegar al límite de que habrá industrias que no podrán seguir comprando materia prima, no podrán pagar salarios. Hoy si no se tiene una espalda financiera, hay peligro de que se tenga que paralizar la producción”, había explicado Esteban Fridlmeier, director representante de Corrientes en el Inym.
 “Nación argumenta los efectos de la pandemia, el aislamiento y que hay mucha gente que no puede trabajar y no pueden pagar un aumento importante para la yerba mate. Entonces consideran que los productores, secaderos y molinos podemos ofrecer nuestro producto sin aumento. Pero hoy ni siquiera se llegó a asimilar el aumento que hubo después de la última actualización de precios”, remató.
Desde el sector productivo recordaron que solamente tienen injerencia sobre los valores a salida de molino, no así con los precios puestos en góndola y recordaron, en tanto, que es una realidad la escasez de materia prima para abastecer a la creciente demanda de la infusión.